¿Cuáles son las capas de la Tierra?

¿Cuáles son las capas de la Tierra

La tierra y su composición es muy compleja, se encuentra constantemente siendo estudiada por geógrafos, sismólogos y muchos científicos que buscan descubrir los misterios de las zonas a las cuales los humanos se les hace imposible llegar.

Los estudios de la tierra cuentan con siglos de investigación, y esto ha ayudado a tener una información muy grande y compleja de cómo se encuentra compuesto el planeta Tierra.

A través de múltiples estudios, la compleja estructura del planeta es de conocimiento público, y aquí podrás conocer de qué va dicha estructura.

Las capas que componen la Tierra

La composición interna de la Tierra se ha logrado principalmente por las ondas sísmicas que se liberan en el momento que suceden los terremotos, estas ondas atraviesan todas las capas de la tierra, y dependiendo de la composición de cada capa, la velocidad de las ondas cambian, y ha ayudado a conocer el interior del planeta.

Las ondas sísmicas son estudiadas con aparatos como el sismógrafo, el resultado que se obtiene se logra tener imágenes bastante detalladas de las capas internas de la Tierra, evitando la necesidad de hacer túneles y estar de manera física en el lugar a estudiar.

Con los resultados que son arrojados, los especialistas en el área han conseguido entender las variantes que hay en las capas internas del planeta, y las diferencias entre estas.

Tantos estudios han dado como resultados la posibilidad de, establecer la composición interna de la Tierra con tres capas concéntricas (la corteza, el manto y el núcleo); dichas capas cuentan con características específicas cada una.

La corteza terrestre

Esta capa es considerada la capa más frágil de la Tierra, ya que cuando las partes de esta capa se fraccionan se producen los terremotos. La corteza terrestre es la capa más externa de las capas que componen el planeta.

El espesor de esta capa comprende entre los 5 kilómetros  y los 11 kilómetros de profundidad para la corteza Oceánica y con una profundidad máxima de 7 kilómetros para la corteza continental, siendo la más delgada de las tres capas de la Tierra.

La corteza terrestre es una capa completamente sólida, esto se debe al enfriamiento por el que pasan los materiales que la componen, su representación en la masa total del planeta es del 1%.

En la zona fronteriza que divide a la corteza del manto se encuentra la litosfera, una estructura rígida.

El manto

Distinto a la corteza terrestre, esta capa constituye cerca del 84% de la masa total del planeta, llegando a tener un espesor de unos 2.880 kilómetros, posicionándose como la capa de la Tierra más grande.

Al ser la capa más grande de la Tierra, su composición varía y se encuentra dividida por una zona que lleva por nombre, discontinuidad de Moho. Con esta división, se establece el manto superior y el manto inferior.

En el manto superior se encuentran materiales principalmente sólidos, posee una temperatura que ronda los 700 ºC y cuenta con unos 650 kilómetros de espesor.

En esta capa hay movimientos constantes que se dan por la liberación de calor, ocasionando algunos fenómenos naturales como terremotos y erupciones volcánicas.

Por otro lado, el manto interior posee una composición que si bien no es completamente líquida es de roca fundida en mayor medida, en esta capa la temperatura llega  a alcanzar los 4.000 º C, y su espesor es de unos 2.200 Kilómetros. Debido a que esta capa es una de las más profundas, no hay mucha información sobre tu composición.

El manto de la tierra

El núcleo

Toda la información que se maneja con respecto a esta capa se encuentra basada en cálculos científicos, estudios y teorías, ya que es la capa con mayor profundidad en la tierra y es imposible llegar a ella.

Esta capa al igual que el manto, se encuentra dividida por dos zonas: el núcleo externo y el núcleo interno, esta división lleva por nombre discontinuidad de Lehmann.

La parte del núcleo externo se compone por unos 2.250 kilómetros de espesor, los cuales se encuentran compuestos en su mayoría de metales fundidos y líquidos, en mayor medida estos metales son el hierro y el níquel.

El núcleo interno o también conocido como el centro de la tierra, se encuentran constituido por unos 1.200 kilómetros de espesor y 5.100 km de profundidad aproximadamente.

Esta zona posee una temperatura cerca de los 6.000 º C., sin embargo por existir  una alta presión, ocasiona que los minerales que allí se encuentran como el níquel o el hierro, se mantengan en estado sólido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *