¿Qué es el steampunk?

¿Qué es el steampunk?

El steampunk: todos sus adeptos suelen vestir encajes, corsé, sombreros, tocados, pantalones bombachos, chalecos, etc., y se ambientan especialmente en la época victoriana británica, un tiempo que marcó historia debido no solo a la revolución industrial, sino también al ferrocarril.

¿En qué consiste el steampunk?

El steampunk consiste en un género de ciencia ficción y fantasía que permite crear obras que tienen lugar en un mundo en el que la mayor fuente de energía se trata del vapor, en inglés o “Steam”, al mismo tiempo que se presentan elementos de ciencia ficción y/o inventos tecnológicos ficticios.

En este sentido, escritores como H.G. Wells (conocido por estar entre los principales pioneros de la ciencia ficción debido a sus obras: “La guerra de los mundos” y “La máquina del tiempo”), al igual que Julio Verne (quien predijo la creación de los helicópteros, la televisión, los submarinos e incluso, de las naves espaciales), se encuentran entre los mayores referentes del steampunk.

Cabe mencionar que este género tuvo un gran auge durante la década de los 90´s, dentro de los países anglosajones, y hoy en día ha logrado convertirse nuevamente en tendencia.

Sus seguidores destacan por sentir pasión hacia un género que se caracteriza por combinar los avances científicos y la tecnología con el romanticismo; asimismo, apuestan por la tecnología retro, suelen transformar lo antiguo en nuevo y también lo nuevo en antiguo, además, tienen el lema “Do it yourself” (hazlo tú mismo).

Entre los objetos que suelen usar los steampunks se pueden señalar los zapatos de McQueen, cámaras fotográficas tuneadas y los iPods de estilo steampunk, etc.

Origen el Steampunk

¿Cuál es el origen de este género?

La palabra Steampunk se encuentra compuesta por los términos “Steam” (es decir, vapor en inglés) y “Punk” (un término que después de una deformación de lenguaje comenzó a ser relacionado con estilos tanto musicales como estéticos).

Comenzó a ser usado con el fin de hacer referencia a esta estética durante los años 80, sin embargo, los primeros conceptos empezaron a surgir mucho antes, cuando todavía no recibían el nombre de steampunk.

Fueron las novelas de los autores H.G.Wells y Julio Verne las que empezaron a darle reconocimiento a este género, ya que se solía decir que las mismas eran demasiado avanzadas para la época en la que fueron creadas, y es que Verne, por ejemplo, hablaba acerca de submarinos a través de sus obras mucho tiempo antes de que los mismos fueran creados.

Así, ambos autores, quienes nacieron durante el siglo XIX, dejaban volar su imaginación e inventan máquinas tecnológicas que no existían y que resultaban imposibles, escribiendo de ellas mucho antes de la creación de la electricidad, por lo que toda la tecnología que presentaban se describía a través de complejos engranajes y solía funcionar a partir de vapor.

Ahora bien, actualmente, el steampunk ha logrado madurar como subgénero, llegando a transformarse incluso en un movimiento que, ya no es únicamente literario, sino también sociocultural y artístico.​

También conviene mencionar que este género se desenvuelve dentro de un ambiente en que la tecnología con vapor continúa siendo predominante (ya que la ingeniería eléctrica pese a existir, solo es testimonial), y generalmente se ubica en la Inglaterra victoriana, en la que es común conseguir elementos propios de la fantasía y/o la ciencia ficción.

Formas del steampunk

Steampunk se caracteriza por ser un subgénero poco definido, por lo que es posible llevar a cabo una amplia variedad de combinaciones:

  • La historia podría tener lugar en medio de la época victoriana y, al mismo tiempo, presentar máquinas a vapor ficticias que han sido creadas con tecnología muy avanzada.
  • La historia podría desarrollarse dentro de un tiempo alternativo, en el que la tecnología sigue evolucionando con base en el vapor, por lo que no tiene lugar el dominio de la electricidad y tampoco del petróleo.
  • La historia podría llevarse a cabo dentro de un mundo ficticio y, a la vez, contar con elementos de tecnología muy parecidos a los que existían durante la época victoriana.
  • La historia podría incluir elementos de lo sobrenatural y/o lo fantástico.
  • La historia también podría incluir cualquier una combinación entre las máquinas a vapor y la moda victoriana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *