¿Qué son los asteroides?

¿Qué son los asteroides?

En nuestro Sistema Solar existe un sinfín de objetos que son catalogados de diferentes maneras y presentan diferentes características. Entre estos objetos, existen unos que orbitan el sol, pero que no son lo suficientemente grandes como para denominarse planetas y estos son los asteroides.

Los asteroides en nuestro sistema solar

En este artículo te contaremos en detalle qué son, qué tamaño tienen y cómo se forman estos objetos del espacio.

Cuando nos referimos a asteroides hablamos de unos cuerpos rocosos que se encuentran orbitando al sol y que tienen un tamaño pequeño, lo suficientemente pequeños para que no se cataloguen como planetas, o que incluso se les dé la denominación de “Planetas Menores”.

Su descubrimiento y el nombre de asteroides estuvieron a cargo del astrónomo de origen británico llamado John Herschell, y deriva de una forma griega que significa “forma de estrella”.

Los Asteroides cambian su nombre al de Meteoroides cuando comienzan una etapa de colisión con nuestro planeta. Estos asteroides suelen llegar a la atmósfera y allí se produce una fricción que da como resultado una estela de luz muy importante a la que se llama Meteoro.

La mayoría de estos meteoroides tienen un tamaño tal que cuando llegan a la atmósfera se consumen, quedando solamente algunos residuos que llegan a la superficie de nuestro planeta que llevan la denominación de meteorito.

En el caso de que estos sean lo suficientemente grandes, pueden causar cambios tanto de tipo orográficos como climáticos que pueden dar lugar a cambios bruscos, como ha pasado en el momento que se han extinguido los dinosaurios, por ejemplo.

¿Cómo se forman los asteroides?

Todos aquellos elementos que forman nuestros planetas y el sistema solar en general, están formado por el material del que están hechas las estrellas. Estos se desprenden después de la muerte de las mismas y, además de los planetas, han generado otros tipos de residuos.

¿Cómo se forman los asteroides?

Estos residuos quedaron en el espacio solitarios, debido a que no se han podido juntar con otros para llegar a formar parte de un planeta ni de uno de los satélites que se encuentran en órbita.

Se sabe que estos residuos son pequeños, sobre todo en comparación con el resto de los cuerpos que se encuentran en nuestra galaxia, pero también se conoce que si los uniéramos, nos darían como resultado un satélite que sería la mitad de nuestra luna, con alrededor de 1500 kilómetros de diámetro.

Características de los asteroides

Lo primero que se debe tomar en cuenta es que ningún asteroide es igual a otro, ya que se han formado en diferentes zonas, a distancias del sol completamente diferentes.

A su vez, estos tampoco muestran una forma redonda como si fuera un planeta, ya que los cuerpos deben tener un tamaño específico para que tomen esta forma, como es el caso de los planetas.

Sus tamaños suele variar considerablemente. No existe una medida promedio de los asteroides, ya que muchos de ellos pueden ser realmente pequeños, mientras que otros pueden llegar a tener incluso cientos de kilómetros de longitud.

En su composición, estos se encuentran hechos de diferentes rocas y arcillas, e incluso en muchos de ellos se pueden hallar metales como el hierro y el níquel.

La importancia de los asteroides para los científicos

El mundo de la ciencia toma a los asteroides como objetos de estudio, que muchas veces les ofrecen información de la historia de los acontecimientos ocurridos entre los planetas y el sol.

Los meteoritos que caen en la tierra son precisamente pequeños fragmentos de estos que son muy estudiados y de los cuales se obtienen conocimientos cada vez más cercanos a la generación del sistema solar tal y como lo conocemos.

La importancia de los asteroides para los científicos

Han sido también las misiones espaciales las que se han encargado de estudiar los asteroides del espacio y traer muestras para conocer más sobre el origen del universo.

Ahora que sabes qué son los asteroides, seguramente tengas una mayor idea del entramado de nuestro increíble sistema solar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *